INFORME DE S&P GLOBAL: EL REBOTE DE LAS ECONOMÍAS Y EL GRAN MOMENTO DEL COBRE PROMETEN UN AUMENTO DE EXPLORACIÓN

Share This Post

El brazo de inteligencia de mercado de S&P Global afirmó en marzo que los altos precios de los metales significarían un fuerte resurgimiento de la exploración en 2021.

Variaciones de los precios de las materias primas desde enero de 2020

Cuando la pandemia golpeó en marzo de 2020, los equipos de exploración de todo el mundo se vieron afectados por restricciones de movimiento al igual que la mayoría de las otras industrias. Esto llevó a S&P Global Market Intelligence a estimar internamente que el total combinado de los presupuestos de exploración junior y principal se reduciría en aproximadamente un tercio en comparación con 2019.

Sin embargo, cuando finalmente llegaron las cifras, S&P Global descubrió que los presupuestos para la exploración no ferrosa cayeron solo un 11%, dando un total combinado de US$8.700 millones, contra US$9.800 millones en 2019. El resultado mejor de lo esperado se debió en gran parte porque los precios de los metales comenzaron a subir después del 1T20 y muchos gobiernos declararon que la minería es una industria esencial, dijo S&P Global en un informe publicado en marzo de 2021.

Dicho esto, estos mejores números se debieron principalmente a aumentos presupuestarios para la exploración de oro y plata, que tradicionalmente han representado la mayor parte del gasto global en exploración: el oro por sí solo representó el 52% del gasto en 2020. Además, el oro representó un 78% de agujeros perforados a nivel mundial en 2020, un récord frente al 69% en 2019.

Los recortes en la exploración de cobre, por otro lado, fueron particularmente considerables y representaron el 58,6% de la disminución general del presupuesto en todos los metales. En un comunicado que anuncia este informe de exploración, el director de investigación de metales y minería de S&P Global Market Intelligence, Mark Ferguson, destacó los efectos de la pandemia en Perú y Chile, con las cuadrillas impedidas de ir al sitio, como la razón principal del efecto sobre el cobre.

Fuente: S&P Global Market Intelligence (Este gráfico excluye las empresas que aún no habían publicado cifras, y las empresas que gastan menos de US$100,000/año)

Además, fueron Canadá, EE. UU., Europa y Asia los que impulsaron la exploración de oro, que representa la mayor parte de los presupuestos de exploración en esos países. Por lo tanto, incluso teniendo en cuenta los presupuestos enormemente reducidos para el cobre y otros metales, esas líneas de negocio son tan pequeñas (relativamente) que los presupuestos totales en Canadá y EE. UU. Cayeron solo un 1,5%.

Fue un cuento muy diferente en Latinoamérica, donde los presupuestos totales bajaron un 21% (o US$556mn). La industria del cobre de Chile por sí sola representó una gran proporción de esa disminución, con una pérdida de US$196mn en los presupuestos para ese nicho en comparación con 2019 (un recorte de 30% de un año al otro).

El énfasis en el oro en 2020 se vio favorecido por la incertidumbre económica provocada por la pandemia, con el mercado migrando a la opción de inversión más estable en la primera mitad del año.

En América Latina, el oro y el cobre fueron igualmente atractivos en 2019, cada uno con una participación del 38% del presupuesto total de exploración de la región, pero en 2020 el efecto anterior llevó a que el oro subiera al 42% y el cobre cayera al 36%, según Paul Manalo, analista de investigación de metales y minería con S&P Global Market Intelligence.

En América Latina, los presupuestos totales para 2020 se redujeron en un 21% y la industria del cobre de Chile por sí sola representó una gran proporción. Los presupuestos para ese nicho bajaron un 30% en comparación con 2019.

Sin embargo, a medida que los gobiernos tomaron medidas para reactivar o reabrir sus economías, el precio del oro comenzó a caer nuevamente y el énfasis cambió a los metales orientados a la industria. El hierro y el cobre tuvieron un desempeño sobresaliente en 2020, con precios que terminaron el año con alzas de 99% y 68%, respectivamente, desde sus mínimos del primer trimestre, dijo S&P Global en su comunicado.

Al mismo tiempo, la nueva modalidad de «trabajar desde casa» había puesto el foco en la innovación, que a menudo va de la mano con la conversación sobre alternativas ecológicas, y la atención se centró en el cobre y el litio como componentes clave de estas tendencias.

Fuente: S&P Global Market Intelligence ("Latin America Regional" refiere a asignaciones presupuestarias que muestran la intención de trabajar en la región, pero sin una ubicación específica elegida todavía)

El precio del cobre en particular se vio favorecido por los expertos que advirtieron sobre los déficits de producción y de stock con respecto a los requisitos de innovación en los próximos años.En febrero de 2011, en circunstancias similares, el precio al contado del cobre en la LME superó la marca de los US$10.000/t por primera vez en la historia y permaneció allí durante una semana. Hoy en día, algunos analistas predicen un resultado similar a medida que el precio sube cada semana.

En una encuesta reciente de FocusEconomics a 25 instituciones, Goldman Sachs y el United Overseas Bank de Singapur dijeron que esperan que el precio vuelva a alcanzar los US$10.000/t en el 4T21, mientras que ABN Amro, Citi y ANZ esperan que se mantenga por encima de los US$9.000/t en el último trimestre. Sin embargo, la variedad de las respuestas fue bastante severa y el consenso final para el cuarto trimestre fue un promedio de US$8.340/t. El 29 de abril el precio de la LME sí tocó US$10.000/t momentáneamente, y luego volvió a US$9.949, un nivel visto por última vez en agosto de 2011.

¿Significa esto que es probable que las empresas de exploración pasen del oro al cobre? S&P Global cree que sí.

«En 2021, esperamos un cambio significativo hacia el cobre en América Latina. Esto se debe en parte a una recuperación en los presupuestos de los principales productores de cobre (que vieron disminuciones en 2020) y un aumento en la exploración de cobre debido a los altos precios actuales,» dijo Manalo a Chile Explore Group. En general, S&P Global duda de que los precios de los metales base caigan pronto, lo que debería significar mejores cifras de exploración en 2021 en comparación con 2020. Si los precios de los metales se mantienen elevados durante los próximos meses, es probable que la recuperación del presupuesto de exploración en 2021 también sea fuerte, posiblemente en el rango del 15% al 20%, dijo la firma en su informe de marzo. Hay algunos materias primas básicas que se espera que tengan un superávit este año, en particular el zinc y el níquel, pero no se esperan caídas significativas de precios, agregó Manalo.

Si bien las medidas en contra de la pandemia impidieron el trabajo en terreno durante el 1S20, las empresas lo compensaron con creces en el segundo semestre, y para el conteo final del año a nivel mundial la cantidad de pozos perforados aumentó un 5.3% en comparación con 2019. Una vez más, esto fue impulsado principalmente por el oro, y el deseo no solo de compensar por el tiempo perdido, sino también de hacer todo lo que se pudo antes de que las medidas de cuarentena se volvieran más severas una vez más. Aunque la cantidad de pozos perforados aumentó, la cantidad de proyectos se mantuvo estable, lo que demuestra que las empresas permanecieron obsesionadas con explorar sitios activos en lugar de invertir en proyectos nuevos.Aún así, la falta de cambios en la cantidad de proyectos fue curiosa considerando que a nivel mundial hubo un aumento del 3% en la cantidad de empresas de exploración activas el año pasado. 

En América Latina, el número de empresas aumentó en un grado ligeramente menor, en un 2,4% (de 337 a 345 empresas), pero Manalo espera que el número de exploradores activos aumente nuevamente este año, a tasas similares o ligeramente más lentas que en 2020.

En América Latina, la exploración greenfield representó el 27% del presupuesto total en 2020, variando muy poco comparado con el 28% observado en 2019. «Estos presupuestos de etapa inicial deberían recuperarse algo en 2021, pero no cambiarán la tendencia de toda la industria de evitar las etapas tempranas de exploración,» dijo Manalo a Chilexplore Group.

De hecho, incluso si los precios de los metales continúan subiendo, S&P Global cree que pasarán algunos años antes de que la industria vuelva a aventurarse en la exploración greenfield, y solo con la ayuda de programas de incentivos gubernamentales.

Subscribe To Our Newsletter

Get updates and learn from the best

More To Explore

Do You Want To Boost Your Business?

drop us a line and keep in touch

Learn how we helped 100 top brands gain success.

Let's have a chat