Tribeca Resources planifica un programa de exploración de 3 millones de dólares en Coquimbo

Tribeca Resources, empresa chilena, formada hace dos años con capitales privados por un equipo que salió del negocio de cobre de Xstrata, ha iniciado la búsqueda de financiamiento para avanzar con las labores de exploración en los proyectos Caballo Blanco y Gaby-Totito.

Share This Post

Tribeca Resources, empresa chilena, formada hace dos años con capitales privados por un equipo que salió del negocio de cobre de Xstrata, ha iniciado la búsqueda de financiamiento para avanzar con las labores de exploración en los proyectos Caballo Blanco y Gaby-Totito.

Ubicado a 40km al norte de La Serena, en la IV Región de Chile, Caballo Blanco es un IOCG cuya propiedad abarca 1.876h controladas por Tribeca (62,5%) y por un grupo de inversionistas privados (37,5%).

En entrevista con CEXR, el geólogo y gerente general de la compañía, Paul Gow, precisó que la compañía espera recaudar 1,5 millones de dólares para financiar la primera fase de un programa de exploración de 3 millones de dólares.

“Estamos buscando financiamiento principalmente a través de una colocación privada y evaluamos otras posibles fuentes, incluidos inversionistas privados, family offices y grandes exploradores interesados en una participación minoritaria significativa”, preciso Gow.

La primera fase del programa de exploración abarcará 4.000m de sondajes y se enfocará en delinear la extensión de la mineralización conocida, donde se han registrado valores como:

Muestras de sondajes RC en el proyecto Gaby (pozo RCH-LH-07). Mezcla de andesita y un conjunto clásico IOCG de magnetita-calcopirita-anfíbol-cuarzo, con intervalo de 10m @ 0.73% Cu, 0.13g/t Au, 35.8% Fe y 812ppm Co.

285m @ 0,40% Cu, 23,5% Fe, 0,08g/t Au y 259ppm Co en el pozo RCH-LH-07 de Gaby y 82m @ 0,35% Cu, 19,2% Fe, 576ppm Co en el pozo CAB0006 de la propiedad contigua Caballo Blanco.

El proyecto Gaby-Totito se ubica aproximadamente 2km al noroeste del histórico centro minero de cobre La Higuera, cerca de la carretera Panamericana. La geología del área del proyecto está dominada por la andesita fuertemente alterada y la diorita de edad jurásica interpretada, dentro de varios espacios mal definidos del sistema de falla de Atacama bajo la cubierta de grava variable.

“Los datos geofísicos sugieren que los sistemas mineralizados pueden continuar bajo la cubierta de grava poco profunda”, acotó Paul Gow.

Antes de dar curso al programa de perforación, el equipo de Tribeca adelantará un mapeo geológico adicional, muestreo de suelos y levantamientos geofísicos.

Vista del valle de Choros, cubierto de grava, con la cordillera de la costa al fondo y presencia de óxido de cobre en primer plano.

“Durante los últimos 18 meses, hemos visto que las muestras de suelo son muy efectivas en las áreas de afloramiento en Caballo Blanco, por lo que queremos extender este trabajo al proyecto adyacente Gaby-Totito. Con respecto a la geofísica, planeamos ampliar la data magnética disponible y completar algunos estudios detallados de gravedad. A nivel global, existe una apreciación cada vez más grande de la complejidad y variabilidad de los sistemas IOCG, tal como están presentes en el Cinturón IOCG Costero de Chile, por lo que los exploradores están empezando a comprender que no es tan sencillo como perforar las grandes anomalías magnéticas o de cargabilidad IP  para llegar a los depósitos económicos dentro de estos sistemas”, explicó Gow.

Ante los descubrimientos a nivel mundial de depósitos IOCG carentes de una huella magnética directa, el equipo de Tribeca ve una oportunidad para aplicar este modelo de depósito en Chile.  El sur del Cinturón Costero sería un distrito ideal para apuntar a nuevos depósitos IOCG utilizando modelos actualizados, por lo que ya han iniciado el proceso en el distrito de La Higuera y buscan consolidar más propiedad en esta área, así como agregar nuevos proyectos que cumplan con su modelo de negocios.

“Estamos adquiriendo proyectos de exploración de cobre en etapa intermedia donde trabajos anteriores han demostrado la existencia de sistemas de cobre y oro, donde creemos que existe un potencial no reconocido para generar un incremento significativo en toneladas y ley. Esta oportunidad proviene, por ejemplo, de técnicas modernas de integración de datos, modelos revisados de depósitos de IOCG y modernas tecnologías geofísicas. Además, creemos firmemente en la evolución del enfoque polimetálico de los sistemas IOCG, donde se comenzará a producir más que cobre, oro y plata, puesto que tienen hierro y cobalto como candidatos para coproductos viables. Entre los ejemplos chilenos destacan los depósitos Dominga (AndesIron) y Santo Domingo (Capstone)”, detalló Paul Gow.

Modelo de negocio distinto

Actualmente, Tribeca busca adquirir y desarrollar proyectos que, en última instancia, serán una opción estratégica para los productores de cobre “midcap” (con un valor bursátil entre los 500 millones de dólares y los 5.000 millones de dólares en el mercado actual).

“Queremos estar listos con una serie de proyectos una vez que vuelvan a buscar crecimiento, ya sea a través de fusiones y adquisiciones, construcción de nuevos proyectos o la exploración. Hemos implementado un modelo de adquisición de proyectos un poco distinto a los acuerdos típicamente vistos en Chile. Nos apartamos de los acuerdos de opción apegados a un calendario con pagos de montos fijos en fechas predeterminadas y nos inclinamos por un modelo donde los pagos están alineados con el progreso y los resultados del proyecto”, explicó Gow.

CER

Subscribe To Our Newsletter

Get updates and learn from the best

More To Explore

Do You Want To Boost Your Business?

drop us a line and keep in touch

Learn how we helped 100 top brands gain success.

Let's have a chat